Truco para el Ojo (Trompe l’oeil)

Febrero 19, 2010 by

Trompe-l’œil, ó Truco para el Ojo, es una técnica de arte largamente establecida donde un artista utiliza imágenes bastante realistas para crear la ilusión de que las cosas que se muestran en las imágenes son tridimensionales.

Esta técnica ha sido ampliamente popularizada en Internet en años recientes por artistas callejeros entre los que se encuentran Julian Beever y Edgar Mueller, aunque estamos conscientes de que sus creaciones nunca han durado lo suficiente como para ser capturadas por las cámaras de Google. A pesar de ello, actualmente un buen número de edificios alrededor del mundo han sido adornados con grandes murales Trompe-l’œil, muchos de los cuales pueden ser vistos en Street View – por supuesto, si sabes buscarlos…

Este enorme mural en el edificio de la Plaza Lani Nalu en Honolulu, muestra el último monarca de Hawai, Queen Lili’uokalani, a la par de Duke Kahanamoku, quien no es otra cosa, que el padre del surfing moderno. Las figuras se muestran en una imponente ola que amenaza con aplastar a tres niños que la obervan.


Mural Mana Nalu por John Pugh

Desde el ángulo correcto el efecto es tan realista que cuando algunos bomberos que pasaban por el lugar y vieron el mural, corrieron a salvar a los niños. ¿No crees incluso que eso sea en 3D? Mira como la ilusión es completamente eliminada al movernos unos pocos metros!


Mural Mana Nalu por John Pugh

Algunas veces el trompe-l’œil puede presentar aplicaciones prácticas. En París, el teatro Saint-Georges se transformó de un espacio moderno sin una característica distintiva a un edificio original con estilo, simplemente agregando algo de un trabajo de pintura convincentemente realista.


Teatro Saint-Georges por Dominique Antony

Algunos de los murales más grandes en el estilo trompe-l’œil han sido hechos por Richard Haas, como este que se encuentra en el 1211 de la Calle North LaSalle, en Chicago, donde en 1980 convirtió a un simple edificio de 16 pisos de 1929 en un homenaje colosal a la Escuela de Arquitectura de Chicago.

Tres lados del edificio están cubiertos en trompe-l’œil – Aquí podemos ver la cara sur, la cual utiliza elementos de distintas creaciones de Louis Sullivan e incluye una “reflección” del edificio de la Cámara de Comercio de Chicago en las ventanas pintadas.


Homenaje a la Escuela de Chicago por Richard Haas

Otro artista en el mismo medio es Eric Grohe, quien convirtió una simple pared exterior de un centro comercial en una vista sorprendente de las Cataratas del Niagara.


Cataratas del Niagara por Eric Grohe

Sin embargo, en términos de realismo puro, tenemos que regresar de nuevo con John Pugh, cuyo trabajo publicamente visible hemos logrado encontrar en distintos lugares.


Siete Punto Uno (7.1) por John Pugh (creado para conmemorar el terremoto de Loma Prieta) en 1989


Bahía en la Botella, Santa Cruz, California, por John Pugh


Esperando en el Parque de la Esquina, Winslow, Arizona, por John Pugh

Existes cientos de más ejemplos alrededor del mundo, así ¿que otros murales trompe-l’œil conoces?