Pueblo Fantasma: Riolita, Nevada

Noviembre 19, 2009 by

Este post es parte de una serie ocasional donde visitamos algunos de los sitios abandonados más interesantes del mundo.

A unos doscientos kilómetros hacia el noroeste de Las Vegas se encuentra el pueblo minero de Riolita, uno de los pueblos fantasmas más grandes de Estados Unidos.

Fundado en 1904, el pueblo inicialmente presenció un alto nivel de crecimiento poblacional, pero repentinamente fue abandonado pocos años después. En la actualidad, permanecen todavía los fantásticos restos de Riolita en el desierto, que nos proveen de una interesante vista al pasado estadounidense.


El nombre del pueblo proviene de la abundancia mineral en el área de riolita; pero fue la fiebre del oro en las colinas cercanas lo que incentivó el crecimiento de la población en alrededor de 4,000 personas en solo tres años.

Para este tiempo, el pueblo ya contaba con agua corriente, electricidad, teléfono, hospital, banco, opera, escuela, ferrocarril y (supuestamente) 53 salones.


Las ruinas del Edificio del Banco Cook; como estaba en sus mejores días.

Para finales de 1910, la Mina Montgomery Shoshone – la principal fuente de empleo e ingreso del pueblo – se encontraba operando con pérdidas y en 1911 fue cerrada. Una vez que la mina hubo cerrado, ya no había nada que pudiera mantener arraigada a las personas a este lugar, por lo que para 1920, la población de Riolita era de cero.


Escuela de Riolita hoy en día; igual como se encontraba en 1915, ya completamente desierta.

Uno de los edificios sobrevivientes mejor conservados es el Almacén del Ferrocarril Las Vegas & Tonopah. Es bastante inusual para los pueblos de Nevada1 el contar con bastantes edificios – la sobrevivencia de estos en el inclemente ambiente desértico es gracias a que su construcción se llevó a cabo con materiales distintos a la madera y lonas. Como es el caso de esta vivienda construida con con miles de botellas de cerveza.


Almacén del Ferrocarril Las Vegas & Tonopah en la actualidad; y en construcción en 1908.

Los edificios por supuesto, no durarán para siempre, pero el simple hecho de que hayan sobrevivido hasta nuestros días es bastante impresionante.

Vimeo cuenta con un buen tour en video, Flickr también tiene bastantes fotografías, y la página oficial cuenta con una riqueza de fascinantes fotos histórias.


  1. De los cuales hay más de 500